Consultora de Comunicación

Por qué los gobiernos necesitan el inbound government para comunicar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Los gobiernos necesitan recuperar la confianza de los ciudadanos. La metodología de comunicación digital inbound government permite una comunicación útil y directa que construye relaciones y ofrece la información que el ciudadano espera y necesita en cada momento.

inbound government
Los gobiernos están obligados a ganarse la confianza de los ciudadanos.

Sólo el 48% de la población confía en las instituciones, según el Barómetro de la confianza de la firma Edelman. Esto significa que más de la mitad de la población está descontenta con el servicio que reciben de la administración pública. Cuando los ciudadanos van a su ayuntamiento sufren largas esperas o van de un departamento a otro. Si acuden a la web entran en un laberinto. Seguimos mareando los usuarios. Están desorientados, enfadados y siente desconfianza.

Las instituciones públicas tienen la obligación, y también la necesidad, de mejorar las relaciones con los ciudadanos. Y esto se consigue mediante una comunicación que sea efectiva, directa y que ayude a establecer vínculos. La transformación digital de los gobiernos hacen posible la metodología inbound government que una comunicación eficaz a los ciudadanos para derribar esa desconfianza.

Vivimos en una era en la que usamos el teléfono móvil para todo, y cada vez más. Según Google, el acceso a internet es mayoritario en todos los segmentos de edad, y del cien por cien entre la población menor de 34 años.

Los departamentos de comunicación continúan trabajando con lógicas antiguas y sin tener en cuenta la realidad. Y esa realidad nos indica que las notas de prensa y las ruedas de prensa no son ya instrumentos válidos para una comunicación eficaz.

Entablar relaciones

En la red podemos difundir información, pero lo más importante es establecer relaciones. Muchos gobiernos utilizan las redes como mero altavoz de mensajes políticos e institucionales, lo que significa olvidar su espíritu y perder oportunidades de ganarse la confianza de los ciudadanos. Hay que dejar de entender las redes como canales unidireccionales de comunicación y empezar a utilizarlas como medio de relación con los ciudadanos.

La atención es un bien preciado que es necesario conquistar. Algunos estudios afirman que una persona que viva en una gran ciudad puede recibir una media de 1.000 impactos publicitarios al día y sólo retenemos de dos a tres. Cada vez es más difícil captar la atención porque hemos desarrollado una ceguera hacia todo lo que en la web tenga apariencia de espacio publicitario.

>> Solicitar asesoría gratis <<

Ante esta situación, ¿qué puede hacer los gobiernos? Sólo les queda un camino posible: adaptación e innovación. La innovación en gobiernos es inevitable. Y también la forma en la que se relaciona y se comunica con los ciudadanos.

Inbound government para no interrumpir

El inbound government es una metodología de comunicación digital que no interrumpe, sino que acude allí donde están los ciudadanos, y ese sitio cada vez más es internet.

Esta metodología permite conocer a tu público y diseñar unos servicios adaptados a sus intereses. Consta de cuatro fases:

  • Atraer: se atrae al ciudadano al sitio web ofreciéndole contenido de interés.
  • Convertir: se ofrece un contenido exclusivo a cambio de sus datos (nombre y correo electrónico).
  • Servir: se mantiene al ciudadano informado a través de correo electrónico y otras acciones automatizadas gracias a los datos que nos ha aportado en la etapa anterior. El contenido es personalizado y más apropiado aún a sus intereses.
  • Deleitar: ya tenemos al usuario satisfecho y seguimos aportándole contenido de calidad y escucha activa en las redes sociales.

Inbound government se adapta a la perfección al mundo sobreconectado en el que vivimos. A través de una comunicación segmentada, los ciudadanos encontrarán el tema adecuado en el momento adecuado en el lugar adecuado. Y siempre con un buen contenido, ajustado a sus necesidades y preocupaciones. Es lo que podríamos llamar una comunicación a la carta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscríbete al Blog

Más artículos publicados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *