Consultora de Comunicación

10 Reglas de oro para una comunicación política digital efectiva

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Una buena comunicación con el elector implica, necesariamente, tener un público al que dirigirte, una masa crítica suficiente que te permita obtener tus objetivos. Hoy las personas pasamos nuestro tiempo en internet, así que, no hay duda posible. La comunicación política y las campañas electorales tienen que desarrollarse en paralelo en el mundo online y offline.

La inercia y la falta de formación son responsables de que a la comunicación online no se le saque todo el partido posible. La misma comunicación que se realiza a través de los medios de comunicación intenta replicarse en las redes sociales y en otros formatos digitales. Es decir, a las nuevas herramientas se aplican fundamentos antiguos. Y no funciona.

Internet ha generado cambios en la audiencia. Las redes sociales y los blogs han transformado el consumo de noticias en una experiencia social. Los usuarios filtran, evalúan y reaccionan ante la información. Y no sólo eso. También dan cuenta de lo que acontece a su alrededor en tiempo real.

Según el estudio anual de Redes Sociales 2019 realizado por IAB Spain, éstas se han estabilizado entre la población internauta. Un 85 por ciento de los internautas entre 16 y 65 años utilizan redes sociales, lo que representa más de 25,5 millones de personas en nuestro país. Para un 57 por ciento de los usuarios, las redes sociales son una fuente de información más, y por este motivo participan de forma activa mediante comentarios.

Internet tiene para la comunicación política la gran ventaja de que permite priorizar la escucha y, por tanto, es posible conocer cómo sienten, qué piensan y cómo actúan los usuarios con los que nos relacionamos.

Esto supone una gran oportunidad para generar confianza en los ciudadanos y potenciar los vínculos, generando un diálogo sincero y un intercambio de información y conocimientos.

CTA-eBook-Redes-sociales-y-política

Actualmente, no existe líder político o partido que no se encuentre en el ciberespacio. Sin embargo, esta presencia no resulta rentable en demasiadas ocasiones porque no tienen una finalidad concreta, no se adaptan al medio ni explotan todas las capacidades del mundo digital. Sacar el máximo partido a la presencia de un candidato en el mundo online es fácil siguiendo una serie de consejos y recomendaciones:

  1. Identifica a tu público objetivo para conseguir una comunicación lo más efectiva posible según sus gustos e intereses.
  2. Define unos objetivos (qué quieres conseguir) y traza una estrategia (una idea sencilla y clara de cómo lo vas a conseguir). Adapta la estrategia a las características de cada sitio web.
  3. Elige las redes sociales en las que vas a estar presentes, los canales de mensajería (Whatsapp, Telegram y email) y otras plataformas de comunicación online (blogs, etc.) para amplificar al máximo los contenidos. Personifica cada una de ellas cuidando todos los detalles para reforzar la imagen corporativa del candidato, del partido y de la campaña.
  4. Forma y capacita a tus equipos en las herramientas, conceptos, métodos y estrategias para maximizar sus logros.
  5. No te olvides del video. Más del 60 por ciento de los contenidos que circulan por internet son videos. Transmiten conexión, confianza, credibilidad, diferenciación y recuerdo. Si puedes, crea tu propio canal de YouTube.
  6. El secreto de las redes sociales se llama compartir: ideas, percepciones, opiniones, fotografías, vídeos, artículos…. Contenido valioso para tu público que informen, eduquen y entretengan. Más que los hechos, publica tu interpretación de los mismos. Y, a medida que compartes, evalúa las acciones, mide las visitas, detecta los contenidos de menos aceptación y reorienta tu estrategia cada vez que sea necesario.
  7. Prioriza la escucha. No te obsesiones con estar todo el día compartiendo y escribiendo. Atender a lo que opinan los demás favorece el diálogo, la credibilidad, la confianza, y las alianzas con otros sectores sociales.
  8. Interactúa. Es una comunicación de doble vía, donde se interviene en conversaciones y dejamos que otros lo hagan. El diálogo es fundamental.
  9. Personalización: detrás de cada político hay un ser humano. La red es un medio ideal para definir un estilo propio y personal. Los mayores respaldos y la proximidad con las personas se consiguen con contenidos personales.
  10. Acepta las crisis: aunque no sea un proceso agradable, las crisis llegan. En estos casos, se recomienda un detallado de análisis de lo sucedido, un trabajo de elaboración de las posibles acciones y una acción rápida al respecto.

Un estilo propio, fresco y ameno, marcará la diferencia y permitirá una comunicación con los electores más directa y efectiva. Si se consigue un tono adecuado que permita la complicidad con la audiencia, es más probable que los ciudadanos hablen bien del proyecto político y del líder.

La inmediatez es una de los rasgos que definen al mundo digital, especialmente a las redes sociales. Para que no se pierda presencia, la información ha de ser actualizada de manera constante y la difusión de contenidos ha de ser ágil, teniendo siempre presente que la calidad, la verificación y la revisión de los mismos son premisas irrenunciables. Una buena práctica es preguntarse antes de publicar si el contenido que se va a compartir es de valor. Si la respuesta es negativa, mejor botón “suprimir” y pensar en otra idea.

Paradógicamente, las redes sociales son las reinas de la inmediatez y la actualización permanente y, sin embargo, sus resultados no son inmediatos. Constancia y pensar en el mediano y largo plazo son clave para la consecución de los objetivos marcados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscríbete al Blog

Más artículos publicados

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *