fbpx

Marketing electoral: por qué se ganan elecciones vendiendo a los candidatos

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
marketing-electoral

Hoy no podemos entender las campañas electorales sin la tecnología. Los medios de comunicación han perdido influencia. Políticos, asesores y profesionales de comunicación política se enfrentan a desafíos como la creciente polarización, la profesionalización de las campañas y la necesidad llamar la atención del electorado. En este artículo exploraremos por qué el marketing se ha vuelto imprescindible en la política, así como los pros y contras de su aplicación en las campañas.

En unas elecciones, los candidatos actúan como marcas. Existe una audiencia a la que hay que convencer y, por tanto, se sirven del marketing electoral para presentar al producto, es decir, al candidato, de la manera más atractiva. 

La sociedad ha cambiado, y con ella las campañas electorales y la comunicación política local.

Hace tan sólo unos años, la mayor parte de la estrategia de los partidos se realizaba a través de los medios de comunicación. Se trataba de una comunicación vertical, en una sola dirección, que impedía la conversación pública, y de la que no se conocía el impacto.

Pero hoy las campañas son lo más parecido a guerra comercial por atrapar al elector. Por tanto, los partidos se están viendo obligados a utilizar estrategias y técnicas de marketing electoral digital.

Las redes sociales se han convertido en un gran espacio de conversación pública al que los partidos políticos y los candidatos se han visto obligados a trasladar sus estrategias electorales.

¿Cuáles son los objetivos del marketing electoral?

Los objetivos del marketing electoral pueden variar en función del candidato o partido político, pero algunos de los objetivos más comunes son:

  • Crear conciencia de marca
  • Comunicar el mensaje del candidato o partido político
  • Atraer y movilizar a los votantes
  • Generar apoyo para el candidato o partido político

Estrategias de marketing electoral

Se ha producido grandes transformaciones en las estrategias de los partidos mediante la utilización del marketing electoral:

  • Recientes investigaciones afirman que dos de cada tres españoles consideran las redes sociales como un canal perfecto para seguir la actualidad política. Los partidos políticos lo saben, por eso ya no utilizan en exclusiva los medios de comunicación masivos. A través de las redes sociales, pueden hacer una comunicación directa, bidireccional y personalizada.
  • Los partidos realizan campañas dinámicas en tiempo real que se adaptan a los acontecimientos. Podemos verlo en los debates electorales. Mediante una segunda pantalla, la del móvil, los partidos enriquecen el debate con imágenes que contradicen los argumentos de los candidatos.
  • Las redes sociales facilitan la personalización del mensaje, hasta el extremo que se realizan programas electorales a la carta, a la medida de cada ciudadano. Sólo él va a recibir la propuesta.
  • Ya no vale la comunicación masiva y generalizada. El empleo de un marketing electoral avanzado permite el tratamiento de datos personales con fines políticos y el envío de propaganda electoral por medios electrónicos o servicio de mensajería.

Por todo ello, la aplicación del marketing político digital en las campañas electorales es ya una realidad. Los profesionales te pueden ayudar a planificar una campaña estratégica, en la que tu producto, tú candidato, sea el que mejor conecte con los ciudadanos, y en la que el mensaje llegue nítidamente a los ciudadanos.

¿Cómo funciona el marketing electoral?

El marketing electoral funciona siguiendo los siguientes pasos:

  1. Análisis de mercado: El primer paso es analizar el mercado electoral para identificar los grupos de votantes clave y sus necesidades y expectativas.
  2. Desarrollo de un mensaje: El siguiente paso es desarrollar un mensaje que resuene con los votantes identificados en el análisis de mercado. El mensaje debe ser claro, conciso y fácil de recordar.
  3. Distribución del mensaje: Éste debe ser distribuido a los votantes a través de una variedad de canales, ya sean online u offline.
  4. Seguimiento de los resultados: Seguir los resultados de la campaña para determinar qué está funcionando y qué no ayudará a mejorar la campaña.

Aspectos negativos

No todo es positivo es la utilización del marketing político y, de hecho, no existe unanimidad entre los autores. Algunos de los inconvenientes que puede conllevar la aplicación del marketing en las estrategias políticas y electorales son los siguientes

  • Vaciado de contenido ideológico: El marketing político puede llevar a que la política se convierta en una cuestión de imagen y marketing, en lugar de ideas y programas. Esto puede degenerar en una disminución del debate de ideas y en una mayor polarización de la sociedad.
  • Crisis de credibilidad y representación de los partidos políticos: La utilización de técnicas manipuladoras o deshonestas para vender los mensajes a los votantes dañar la confianza de partidos y candidatos ante sus votantes.
  • Disminución del debate de ideas y programas de gobierno: Cuando en la acción política predomina el ataque a los oponentes en lugar de la presentación de las propuestas propias.
  • Pérdida de legitimidad: Se produce cuando se utilizan técnicas de marketing para manipular la opinión pública y hacer que las propuestas parezcan más legítimas de lo que realmente son.
  • Crisis del sistema político y de legitimidad en las instituciones democráticas: El marketing político puede llevar a una disminución de la participación electoral, una mayor polarización de la sociedad y una pérdida de confianza en las instituciones democráticas.

Aspectos positivos

A pesar de que el marketing político y electoral puede conllevar aspectos negativos, que se acentúan cuando no se tienen en cuenta las especificidades de este ámbito, su aplicación en las campañas es ya una realidad. Y es que son muchos los aspectos positivos:

  • Menor coste económico: El marketing político puede ser más económico que las campañas tradicionales, ya que permite llegar a un público más amplio a través de internet y las redes sociales.
  • Mayor retorno de inversión: También puede ser más rentable que las campañas tradicionales, ya que permite medir el impacto de las campañas y optimizar los recursos utilizados.
  • Mayor rapidez y sencillez: Permite obtener información en tiempo real y reaccionar rápidamente ante cambios en la opinión pública.
  • Canal de comunicación directo con los votantes, sin intermediarios: Esto puede mejorar la confianza y la transparencia entre los candidatos y los votantes.
  • Mayor actualización de contenidos: El marketing político permite a los candidatos actualizar sus mensajes con mayor frecuencia, lo que les facilita mantenerse en la mente de los votantes.
  • Posibilidad de segmentación llegar a grupos específicos de votantes: Ayuda a impactar en los segmentos con más probabilidades de obtener el voto.
  • Espontaneidad en el mensaje: Los candidatos parecen más auténticos y cercanos a los votantes.
  • Menos dependencia de los medios de comunicación tradicionales: El marketing político posibilita llegar a los votantes directamente, controlando su mensaje. Evita la distorsión de los medios de comunicación.

Conclusiones

El marketing electoral es una herramienta poderosa que puede ayudar a los políticos a llegar a su público objetivo, crear conciencia de marca y ganar los votos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el marketing electoral es un campo complejo y en constante cambio. Los políticos, asesores y profesionales de comunicación política deben estar constantemente aprendiendo y adaptándose a las últimas tendencias en el marketing electoral.

Una forma de mantenerse al día con las últimas tendencias es leer publicaciones de blog, asistir a conferencias y talleres y consultar con expertos en marketing electoral. Otra forma de mantenerse al día es revisar regularmente la Guía del Sistema de comunicación y fidelización de ciudadanos con marketing 2.0. Esta guía proporciona una descripción paso a paso de cómo partidos políticos y las instituciones pueden relacionarse con sus públicos.

Aquí tienes algunos consejos adicionales para la aplicación del marketing electoral:

  • Conoce a tu público objetivo. ¿Cuáles son sus necesidades y deseos? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Cuáles son sus canales de comunicación preferidos?
  • Crea un mensaje claro y conciso que conecte con tu público objetivo.
  • Utiliza una variedad de canales de comunicación para llegar a los electores.
  • Sé constante en tus esfuerzos de marketing electoral.
  • Por útlimo, mide los resultados de tus campañas y ajusta tus estrategias en consecuencia.

Siguiendo estos consejos, puedes aumentar tus posibilidades de ganar las elecciones.

Lo que no deberías olvidar del marketing electoral

  • El marketing electoral es un campo complejo y en constante cambio. Los políticos, asesores y profesionales de comunicación política deben estar constantemente aprendiendo y adaptándose a las últimas tendencias en el marketing electoral.
  • Para tener éxito en el marketing electoral, los políticos deben conocer a su público objetivo, crear un mensaje claro y conciso que resuene con su público objetivo, utilizar una variedad de canales de comunicación para llegar a su público objetivo, ser constantes en sus esfuerzos de marketing electoral y medir los resultados de sus campañas de marketing electoral.
  • El marketing electoral puede ayudar a los políticos a ganar las elecciones, pero es importante tener en cuenta que no es una varita mágica. Sólo puede ayudar a los políticos si tienen un buen mensaje y si son capaces de comunicar ese mensaje de manera efectiva a su público objetivo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Suscríbete al Blog

Más artículos publicados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *