fbpx
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Inbound Government: La estrategia de marketing que revoluciona la confianza ciudadana

El desafío actual de los organismos públicos es reconectar con su público objetivo en un mundo digital. Aquí es donde entra el inbound government, una innovadora estrategia de marketing político que promete revolucionar la relación entre ciudadanos e instituciones. Con una comunicación bidireccional, más dirigida y efectiva, las entidades pueden reforzar su confianza y posicionarse como entidades de referencia en el ecosistema digital. Descubre cómo esta metodología puede ser la solución que buscas.

Las instituciones tienen hoy el reto de ganarse la confianza de los ciudadanos mediante una comunicación que sea efectiva y que mejore la percepción que tienen los usuarios de los servicios que están recibiendo. Con el inbound marketing para gobiernos e instituciones, las entidades públicas conocerán las necesidades de los ciudadanos y podrán perfeccionar su oferta, enfocándola a la satisfacción de los usuarios.

El acceso a internet es mayoritario en todos los segmentos de edad, y concretamente es del cien por cien entre la población menor de 34 años, según los datos de Google. Por tanto, es imprescindible para una organización comunicarse con los ciudadanos allí donde se encuentran, y ese lugar se llama internet.

Inbound marketing

El inbound marketing para gobiernos e instituciones es una metodología de comunicación digital que tiene como fin último alcanzar la satisfacción de los usuarios a quienes se les presta el servicio, recuperando en ellos la confianza en las instituciones públicas. Su aplicación presenta otros beneficios para la institución, entre otros la reducción de costes en las campañas informativas y la prestación de experiencias de usuario personalizadas, rápidas y sin intermediarios.

Las acciones de comunicación institucional deben ser poco invasivas y más pensadas en atraer al ciudadano. De esta manera, mejorará la percepción que tienen los usuarios sobre los servicios que prestan las instituciones.

El citizen centric journey es un esquema imprescindible para evaluar la experiencia de los ciudadanos y diseñar servicios adaptados a sus necesidades.

Atraer

En la primera etapa de la metodología inbound government. Se atrae al ciudadano al sitio web de la institución ofreciéndole contenido que pueda ser de su interés.

Las estrategias que se emplean en esta primera etapa van desde la elaboración de artículos de blog informativos hasta vídeos sobre los problemas y preguntas frecuentes de los ciudadanos. Es fundamental la optimización del contenido para las palabras clave más usadas en los motores de búsqueda.

Convertir

En la etapa, el inbound government ofrece a los usuarios un contenido exclusivo u otro beneficio a cambio de que se registren como contactos, entreguen su nombre y dirección de correo electrónico para que se les pueda enviar información de manera directa, sin intermediarios.

En esta etapa se emplean formularios web, llamadas a la acción y páginas de destino muy específicas.

Servir

En esta etapa se mantiene al ciudadano informado a través de correo electrónico y otras acciones automatizadas. Permite brindar una experiencia digital, con contenido más apropiado y personalizado, además de un acceso rápido y eficiente sobre aquello buscan, ya sea información o un servicio concreto.

Deleitar

La última etapa del inbound está pensada para continuar generando confianza y compromiso con el ciudadano a través de encuestas, contenido de calidad y la escucha activa en las redes sociales.

La revolución del inbound government 

La era digital ha transformado la forma en que las instituciones se conectan y sirven a los ciudadanos. El inbound government emerge no sólo como una estrategia, sino como una necesidad de adaptarse a este cambio. Mediante un enfoque orientado hacia el ciudadano, los organismos públicos pueden reinventar la percepción ciudadana, mejorando la eficacia de sus servicios y, en última instancia, restaurando la confianza en las entidades gubernamentales.

La aplicación práctica de este modelo permite a los gobiernos ser más ágiles, receptivos y proactivos. Al pasar de simples transmisores de información a escuchas activas, las instituciones pueden responder mejor a las necesidades y expectativas de su público objetivo, logrando una comunicación más directa, personalizada y eficiente.

Si se interesa embarcarte en esta transformación y quieres profundizar en cómo implementar esta metodología en tu entidad, descarga ahora el ebook «Inbound Government» para una comunicación gubernamental más efectiva y centrada en el ciudadano.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Suscríbete al Blog

Más artículos publicados

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *